Blogia
prto

Tercera semana de Mayo de 2005

Tercera semana de Mayo de 2005 Unos días de tristeza, de recuerdos, de despedida, de muerte, de viaje en el espacio y en el tiempo, de trenes, de avión, de autobuses, de taxis y con la soledad, el pensamiento y el recuerdo de compañía; el recuerdo de los que se han ido de la vida, y de los que se quedan con sus vidas, con nuestras vidas, con sus problemas, con sus trabajos.... Desde que salí de casa, a la una de mediodía del martes, 17, hasta las ocho y media de la tarde,...Recordé el viaje de hace unos años, cogiendo el primer avión posible en Barcelona tras la muerte repentina de mi hermano Pepe, el mas joven de todos nosotros; recordé otro viaje muy triste cuando murió mi hermano mayor, Enrique;teníamos que consolar a mi sobrino y a mi cuñada, Carmina, que ha muerto esta mañana, tras una agonía prolongada y cruel, en el Hospital "Vazquez Díaz" de Huelva. Pensé en todos nosotros, en mi mujer, que era una cría de 20 años cuando nos casamos y dejó toda su vida anterior para acompañarme en la muy dificil vida de la medicina rural y está compartiendo mi vida desde hace muchos años, y que sigue siendo mi amiga, mi novia, mi compañera, que sigue siendo femenina y guapa y me gusta tanto como al principio; mi hijo Gonzalo que necesita nuestra ayuda y nuestra compresión permanente; mi hija M.Cármen y mi hijo Juan, a los que tengo la sensación de no saber conectar con éllos, aunque lo deseo con toda mi alma...; mis nietos Alex y Cristina que se van haciendo mayores a toda prisa...
(continúa)
_________________________________________________________________________________________________________________
Y otra vez pensando en la muerte. Dejar de ser. Descansar. Dormir profundamente. Dormir y no despertar (“Dormir y no despertar, no me asusta”, contestaba Delibes en una entrevista a la pregunta de si tenía miedo a la muerte ). Carmina ya descansa en paz despues de haber sufrido una enfermedad terrible. Ella siempre pensaba que se volvería a encontrar con Enrique y con sus padres. Racionalomente no lo creo. La religión que me ernseñaron y así lo dijo el sacerdote en su funeral, la muerte es un tránsito a la vida eterna donde nos encontraremos con Dios y con
nuestros seres queridos...Yo no aspiro a tanto, con dormir en paz tengo bastante... Aunque cuando tengo un problema grande aún pido irracionalmente a mi madre y a mis muertos queridos que me ayuden, que recen por mí. Y el caso es que sicológicamente me encuentro mejor cuando lo hago. Son mis “santos” particulares.
(Continúa)

El entierro fué en Punta Umbría, donde vivieron mi hermano, mi cuñada y mi sobrino. Allí ejerció de médico mi hermano y se entregó totalmente a éllo. Quizás no vuelva mas por Punta Umbría, aunque siempre tendré en el recuerdo al pueblo, a sus gentes y a los cariñosos amigos de mi familia. Como muestra del cariño que le tenían hay una calle que sale de la plaza del Ayuntamiento que lleva el nombre de mi hermano: "calle Dr. Prieto Toubes". Y en la fachada del Centro de Salud hay unos azulejos que tienen el retrato de Enrique y dos frases: “Gracias a nuestro médico”, “Gracias a nuestro amigo”.

( continúa)
El viaje de vuelta, hasta Madrid lo hice con mis hermanos y mi sobrina. Hablamos poco, pero es curioso, creo que nos reconfortamos unos a otros estando juntos unas horas. Le escribí un correo a mi sobrina cuando llegué a mi casa que decía entre otras cosas: a pesar de ser muy triste el motivo de nuestro viaje,y a pesar de no tener aire acondicionado en el coche, estuve muy agusto con vosotros. Yo, aunque a veces le regañe a tu padre, lo quiero y lo he querido mucho siempre. y atí, que te voy a decir...Ya puede estar contento tu padre contigo, que tiene con él una choferesa, una amanuense, una secretaria y una hija fenomenal..., y  además guapa y simpática.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

ideas -

¿que te pasa? ¿te podemos ayudar en tu problema?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres